Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

lunes, 9 de enero de 2017

Venezolanos acusados por corrupción poseen diversas propiedades y empresas en EE.UU.

La Fiscalía de EEUU introdujo expedientes en los que acusa a los venezolanos Charles Beech Weira y a Juan José Hernández Comerma por conspirar y violar leyes estadounidenses.
El Pitazo encontró dos propiedades residenciales a nombre de Charles Beech y de su esposa Linda Prado, en el estado de Texas. Una de ellas y según consta en la oficina de recolección de impuestos del condado de Fort Bend es un terreno valorado en más de 1,2 millones de dólares situado en el 7610 Emerald Meadow CT, una exclusiva zona de la ciudad de Katy y que según muestran las imágenes satelitales, se construye una mansión en la actualidad.
Beech declara vivir en el 5514 Heart Pine Way, otra formidable propiedad valorada en cerca de un tercio de millón de dólares. Se suman a las adquisiciones cuatro vehículos, entre ellos un Porche 911 y un Mercedes Benz.

Además, el acusado aparece como propietario o director de al menos nueve empresas, de ellas siete están en la jurisdicción de Texas: Energy Logistix, Inc., Energy Global Systems, Corp., Hydraulic Pressure Control, LLC, empresa constituida en el estado de Delaware pero opera en Texas; G&B Global Group, Inc, en la cual figura como director el empresario venezolano, Ernesto Luis Guevara; Petroquip Global Services, Inc., Adriatic Import & Distribution LLC en sociedad con otros los venezolanos Petro Micale y Mario Labarca;y Cutter Financial, LLC. Las últimas tres firmas no presentan movimiento fiscal. En los registros federales del sur del estado de Florida aparece Charles Q. Beech como propietario de dos empresas sin actividad fiscal: Integrated Diagnostic, Corp., e International Petroleum Products, Inc.

El otro venezolano, Juan José Hernández Comerma

A Hernández Comerma se le acusa del mismo crimen que a Beech, conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA). El zuliano tiene estatus legal en EE.UU y su residencia la estableció en el condado de Broward al sur del estado de Florida. Aparecen los nombres de Abraham Shiera, Moisés Millán (socio de Shiera), Roberto Rincón, Alfonzo Eliezer Gravina y un llamado Oficial “D”, cuyo nombre conoce el Gobierno de EE.UU pero no se le menciona por cuanto no tiene causa pendiente con la justicia en la actualidad.

“Hernández era trabajador de Abraham Shiera en la llamada Compañía 3 y luego adquirió el 17% de las acciones de esta empresa. Conspiró con Shiera, Rincón, Millán y otros para cometer ofensas contra EE.UU al usar el comercio interestatal y el correo para acordar pagos de sobornos a los funcionarios de Pdvsa. Los hechos por los cuales se le acusa de conspiración y de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el extranjero (FCPA) ocurrieron desde 2008 hasta al menos el año 2012”.

Los registros en las redes sociales de Hernández Comerma fueron borrados. Pero fuentes de Pdvsa conocen de sus contactos con ejecutivos de Pdvsa y del Ministerio de Energía y Petróleo durante la gestión de Rafael Ramírez. Aún así pasó dos años en trámites para lograr ser aceptado como contratista de Bariven. En su registro aparece como oriundo de la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, al igual que Rincón y Shiera. También se identifica como presidente de una empresa llamada Vibranet Industrial Supply y su ubicación está en un complejo empresarial en Sunrise en la ciudad de Miami.

Anteriormente – se lee en los vestigios de su perfil en LinkedIn – sirvió en la empresa Vertix Instrumentos S.A, propiedad de Shiera. Fuentes consultadas por El Pitazo aseguran que Abraham Shiera y Roberto Rincón se conocieron por intermedio de Hernández Comerma.

La investigación de las autoridades de EEUU continuará, dijeron fuentes consultadas por El Pitazo. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Por sobornar a funcionarios de Pdvsa acusan en EEUU a dos venezolanos
A poco más de un año de que las autoridades federales de EE.UU enjuiciaran a dos propietarios de empresas que prestaban servicio a Pdvsa, Roberto Rincón y Abraham Shiera, así como a otros cuatro venezolanos por violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), la Fiscalía de este país introdujo sendos expedientes en los cuales acusa a otros dos ciudadanos de Venezuela, Charles Beech Weira y a Juan José Hernández Comerma, por conspirar y violar leyes estadounidenses.

Beech habría usado el sistema financiero y empresas de EE.UU para pagar sobornos a funcionarios de la estatal venezolana Pdvsa -la más importante empresa de un país cuyos ingresos en divisas depende en 90% de la venta de petróleo-, y así hacerse de numerosos contratos y ganancias aún no determinadas.

Comerma adquirió el 17% de Vertix Instrumentos, empresa propiedad de Abraham Shiera y también facilitó todas las operaciones desde EE.UU para saldar los pagos de sobornos a los funcionarios de Pdvsa involucrados en la conspiración.

En el expediente de Beech, quien además de ser venezolano es ciudadano estadounidense, mencionan a dos individuos vinculados con la acusación además del demandado. Se trata de Alfonzo Eliezer Gravina Muñoz -un venezolano extrabajador de Bariven, Filial de Pdvsa, residenciado en Houston- y un Oficial “G”, cuya identidad “es conocida por el Gobierno de EE.UU”.

“Beech es propietario de una serie de compañías, dos de ellas constituidas en el Distrito Sur de Texas, por medio de las cuales conspiró para realizar pagos corruptos de sobornos a funcionarios de Pdvsa o de su subsidiaria de procura Bariven entre los que se incluyen a Gravina y al oficial “G”, entre otros y así retener las órdenes de compra de Pdvsa”.

El caso ubica los hechos criminales entre los años 2011 y 2012. Dice el expediente que Beech transfirió a un familiar de Alfonzo Eliezer Gravina Muñoz, a su vez cómplice de Roberto Rincón y Abraham Shiera, la cantidad de 15 mil dólares como retribución por asistirle en la obtención de una orden de compra para una de sus empresas.

De igual manera el 23 de agosto de 2012 transfirió más de 132 mil dólares a la cuenta bancaria en Suiza cuyo titular sería el llamado Oficial “G”. La pena por este cargo de conspiración puede significar de uno a cinco años de prisión y una pena monetaria de 250 mil dólares. El juez Gray Miller, el mismo que impartirá justicia en el caso Rincón–Shiera, quienes conocerán su sentencia en julio de este año tras declararse culpables, acordó con el juez original el traslado de este caso a su despacho. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de Fiorella Perfetto - http://elpitazo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...