Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

lunes, 30 de enero de 2017

Familiares de víctimas aseguran que el helicóptero extraviado en Amazonas era un “vuelo no planificado”

Un mes cumple desaparecido el helicóptero MI 17V5 en Amazonas. Familiares de los 13 ocupantes, nueve militares y cuatro civiles indígenas, están desesperados y angustiados. Todos coinciden en algo: Los militares les ocultan algo.

Israel Martínez, familiar de los cuatro civiles indígenas perdidos en el vuelo (sus padres, su hermana y su sobrina) confirmó que en La Esmeralda culminó la búsqueda exhaustiva, y queda solo un helicóptero haciendo sobrevuelo.

Del resto, el operativo se coordina en Puerto Ayacucho, base militar en donde familiares del resto de ocupantes denuncian no ser atendidos. Así denunció Milagros Sanoja, madre del soldado Alejandro de Jesús Mariño Sanoja, de 19 años.

“Yo me tuve que regresar a Caracas porque se me acabó el dinero, pero allá no nos dicen nada, lo único que dicen es que tengamos fe, que el tiempo (lluvias) no los deja buscar, pero que si se hubiera caído (el helicóptero) ya lo hubieran encontrado”.

Sanoja asegura que luchará con los medios de comunicación para que se conozca el hermetismo con el que manejan la búsqueda del helicóptero extraviado el 30 de diciembre, luego de despegar desde Puerto Ayacucho hasta La Esmeralda.

“Vuelo no planificado”

Mientras la información oficial falta, las conjeturas aumentan. Sanoja denunció que su hijo debía salir de permiso el 27 de diciembre, según lo último que conversó con él, por lo que asegura que “mi hijo viajó en un vuelo que no le tocaba”.

Martínez asegura que en Puerto Ayacucho suena que “ese vuelo no estaba planificado” dentro de la programación oficial de vuelos militares de ese 30 de diciembre.

Algo extraño sucede. “De tantas avionetas que se han estrellado aquí, primera vez que ves tantos militares, generales, coroneles… aquí en La Esmeralda. Se reúnen y hablan entre ellos, pero a nosotros no nos dicen nada. Eso quiere decir que hay algo que ellos saben y no nos quieren decir”.

La suposición de que el helicóptero está fuera de Venezuela cobra fuerza. Martínez informó que el viernes 27 de enero salió un grupo de indígenas a un poblado de Amazonas ubicado en la frontera con Brasil, “porque ahí nos dijeron que habían visto un helicóptero pasar”.

El hermetismo militar, que no ha permitido que ninguna otra brigada como Protección Civil, colabore en la búsqueda, da a entender a los familiares que “hay militares metidos en ese problema y quieren tapar una olla… que ya se destapó. El miedo que nosotros tenemos es que para que no digan nada, puede que le hagan algo a mi familia”, dijo Martínez, con la esperanza que estén vivos.

“Señales de vida”

Sanoja aseguró que la cuenta bancaria de su hijo ha registrado cuatro movimientos durante el tiempo que ha estado desaparecido, los días 3, 5, 18 y 23 de enero.

“El niño (Alejandro Mariño) tenía asociada la cuenta al celular de su papá, y cada vez que hace un retiro es a él que le llega un mensaje. Han sacado poquito, 5.000 bolívares, 3.000 bolívares… Así como sacaba él, para comprarse sus cigarros y sus cosas (…) yo sé que esas son señales de vida que él nos está mandando, para decirnos que está bien”.

De ser así, que la sea el propio Alejandro Mariño quien usa sus tarjetas, él se encuentra en territorio venezolano, lo cual desecha la hipótesis de que la aeronave esté fuera de Venezuela.

La mujer no supo precisar a qué banco pertenece la cuenta de su hijo, pero aseveró que intentó obtener información en una agencia autorizada de la entidad financiera, sobre dónde fueron realizados los consumos, pero le pidieron una autorización militar por ser una cuenta nómina.

Israel Martínez asegura que entre las pocas cosas que les ha dicho el personal militar que lidera la búsqueda, mencionaron “que ese helicóptero tenía 9.000 kilos de comida que supuestamente era para los militares de La Esmeralda (…) nos dicen que tengamos fe, porque lo más seguro es que ese helicóptero no se haya caído y si están por ahí, tienen comida para 45 días al menos”.

Martínez subrayó que al momento de sus padres montarse en ese vuelo militar, vio que subían sacos de arroz, perniles y sacos de pollo.

Mientras Martínez exige la intervención del Ministerio de Asuntos Indígenas para garantizar los derechos de sus familiares, Sanoja denuncia que “a los familiares de los (extraviados) de más alto rango les rinden pleitecia, y a uno ni lo dejan entrar a la base” militar de Puerto Ayacucho.

Sanoja pidió “al presidente Nicolás Maduro que en verdad nos digan qué está pasando y que en verdad hagan todo lo posible por devolverme a mi niño con vida, porque yo sé que está vivo”. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Oriana Faoro - https://elpitazo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...